Inicio Podología Papilomas

Papilomas

Papilomas

Constituyen un grupo de agentes infecciosos de estructuras subcelulares que se comporta como parásito intracelular obligados y requieren de los componentes estructurales y metabólicos de la célula huésped para su replicación.

Histológicamente las verrugas plantares se caracterizan por una hiperplasia de las células de las capas de la epidermis y las papilas dérmicas se encuentran elongadas y aplanadas, curvándose dentro hacia el centro de la verruga. Se caracterizan por una inflamación e infiltración con trombosis de los capilares pailares y rasgos que sugieren una respuesta inmune celular. Infectan de forma selectiva el epitelio de la piel y sus mucosas.

Estas infecciones pueden ser:

  • Asintomáticas: infecciones subclínicas
  • Sintomáticas: Verrrugas

Epidemiología: Cabe destacar su fácil contagiosidad y la imposibilidad de inocularlas; así su modo de transmisión se deduce de la localización de las lesiones que, generalmente se encuentran en zonas al descubierto.

El contagio viene dado por intercambiar calcetines, medias o zapatos, lo que disculpa pero no valida, la muy costosa recomendación de desechar todos los zapatos del paciente a partir del momento en que se erradican todas las verrugas.

Algunos autores incriminan el lavar la ropa con dedos portadores de verrugas; pero todavía no está claro si todas estas verrugas contienen el mismo virus.

Las verrugas plantares aparecen cuando el huésped intermediario es capaz de facilitar y resistir muchas pruebas esperando que el corneocito portador fuese aplastado por un pie húmedo o con transpiración, para penetrar por la epidermis gracias a un traumatismo oculto. Por lo tanto salas de deporte, colchonetas de gimnasios, suelos de piscinas o de vestuarios, bordillos de piscina, platos de duchas, arena húmeda de las playas, en definitiva, los lugares húmedos donde el pie está desnudo, son claros candidatos a ser la fuente de nuestras afecciones víricas plantares.

Datos de contacto

Mapa de localización

Copyright © 2013 Clínica Garralda Del Villar. Todos los derechos reservados