Inicio Podología Metatarsalgias

Metatarsalgias

Metatarsalgias

Metatarsalgias: Es el dolor producido por la inflamación que se produce en uno varios metatarsos.

Generalmente el dolor se acompaña de durezas en la zona plantar que aparecen por la fricción prolongada en el tiempo y puede acompañarse de helomas, callos o clavos plantares como consecuencia de la presión.

El dolor varía de unos a otros y puede afectar a uno o dos dedos del pie, a veces todo el pie o incluso los dos pies a la vez. Empeora al caminar, correr o estar de pie porque el peso de nuestro cuerpo recae con mayor fuerza sobre la zona afectada.

Es más frecuente en los pacientes con una vida activa, tanto en hombres como en mujeres de edad media que andan o corren mucho. Es frecuente en personas con zapatos inapropiados, porque hay una sobrecarga mecánica a nivel de la cabeza de los metatarsianos y en personas con pies cavos.

Los signos y síntomas más frecuentes son sensación de hormigueo en los dedos de los pies que empeora al estar de pie o moverse y disminuye cuando quitamos el peso a nuestros pies y nos sentamos.

Las causas son los pequeños nervios que hay entre los huesos. Cuando la cabeza de un metatarsiano comprime contra otro queda atrapado el nervio y comienza a inflamarse, causando la metatarsalgia.

La forma del pie de los dedos del pie, también es importante. Por ejemplo en el caso de un Pie cavo. Este tipo de pie se caracteriza por un tener un arco mayor de lo normal y el apoyo se vé reducido en superficie y el talón y la cabeza de los metatarsianos sufren mayor apoyo. También existen otros casos en que la persona tiene un segundo dedo del pie más largo que el dedo gordo del pie.

Las fracturas por estrés son pequeñas fisuras o grietas de los huesos de los dedos o metatarsianos que pueden causar dolor cuando el peso se coloca en un pie.

Otras causas extrínsecas son:

  • El uso de calzado inapropiado con tacón alto y puntera estrecha o deportivos con una suela estrecha y mal almohadillada.
  • Pacientes con sobrepeso, dado que la carga se trasmite al antepie. Cuanto más peso se tenga, mayor es la probabilidad de desarrollar una metatarsalgia.
  • La edad porque cuando se envejece la capa grasa que protege el pie se puede volver más delgada y el pie tiene menos protección contra el impacto y la carga.
  • Ejercicio de alto impacto, las personas que corren o realizan deportes de alto impacto tienen un mayor riesgo de metatarsalgia, porque sus pies absorben grandes cantidades de fuerza.

Como tratar las metatarsalgias:

  • Aplicar hielo durante 15-20minutos.
  • Evitar los deportes de alto impacto en intentar algo más ligero como nadar o bicicleta.
  • Descansar poniendo los pies en alto.

Todos estos tratamientos deben ir acompañados de un tratamiento ortopodologico previo a un estudio de la marcha para valorar qué metatarsiano es el responsable del dolor. Para ello deberá consultar con un podólogo.

Cambiar el calzado por uno más cómodo y anatómico con un tacón que no supere los 3-4 cm de altura, puntera redondeada y suela gruesa para que le aisle del suelo.

Para los casos que no responden a medidas conservadoras, está indicada la cirugía minimamente invasiva del pie. Con anestesia local y mediante unas pequeñas incisiones, se puede liberar el nervio atrapado o se puede cambiar el ángulo que el o los metatarsianos tienen mejorando el equilibrio de apoyo del antepie y, en muchos casos, aliviando de forma significativa el dolor del paciente.

Datos de contacto

Mapa de localización

Copyright © 2013 Clínica Garralda Del Villar. Todos los derechos reservados