Inicio Podología Espolón calcáneo

Espolón calcáneo

Espolón calcáneo

La anatomía del pie está compuesta por huesos, músculos y tendones colocados de tal manera que podemos desplazarnos con facilidad, pero si existe una descompensación muscular y una musculatura trabaja más de lo que le corresponde, se inflama, molesta, y en definitiva nos avisa que tenemos que tomar una serie de medidas si queremos avanzar.

La fascia plantar es una banda gruesa de tejido (ligamento) que puede inflamarse y producir dolor localizado en el talón: Fascitis plantar. Duele más cuando se comienza a caminar, o al estar tiempo de pie y cede en reposo. Al principio el dolor es punzante y no tiene un motivo concreto que pueda relacionarse como un traumatismo. Como todo proceso inflamatorio habría que tratarse con antiinflamatorios, reposo.

Si el dolor persiste, es más sordo y no se toman estas medidas, se producen unos pequeños desgarros en la fascia debidos al exceso de tensión que como consecuencia (como mecanismo de compensación) producirán un crecimiento de hueso que se conoce como "espolón calcáneo".

¿Que tratamientos existen para aliviar el dolor por espolón calcáneo?

Acudir a un especialista en patología de pie para poner el tratamiento más eficaz con el menor riesgo. Antiinflamatorios, ejercicios de estiramiento, reposo... como primera medida y si fracasan estas acciones averiguar la causa del dolor ya que un mal posicionamiento del pie puede ser la causa de la fascitis plantar.

En fases agudas que incapaciten realizar una vida normal puede aliviar la infiltración de corticoides.

Todas estas medidas siempre irán acompañadas de unas plantillas personalizadas con un arco lo suficientemente adaptado a cada pie porque de la misma manera que no hay dos pies iguales, no hay dos arcos iguales.

Plasma rico en plaquetas o factores de crecimiento que ayuden en la curación.

Datos de contacto

Mapa de localización

Copyright © 2013 Clínica Garralda Del Villar. Todos los derechos reservados