Inicio Traumatología Lesiones del tendón rotuliano

Lesiones del tendón rotuliano

Lesiones del tendón rotuliano

Este tendón es fundamental para mantenernos de pie, saltar, correr, caminar, etc.

Situado en la parte anterior de la rodilla, el tendón rotuliano une la rótula con la tibia formando parte del aparato extensor de la rodilla.

Las lesiones de este tendón son frecuentes. Puede romperse, lesión aguda y muy incapacitante y, casi siempre, requiere tratamiento quirúrgico.

Más frecuentes son las tendinopatías, lesiones crónicas relacionadas casi siempre con actividades deportivas o laborales en las que predomina la carrera o el salto. Se considera una patología o lesión por sobreuso. Producen dolor anterior en la rodilla, bien localizado en la zona de inserción o unión del tendón en el polo inferior de la rótula. A este cuadro doloroso se le llama rodilla del saltador y, normalmente se tratan de forma no quirúrgica. En fases agudas de dolor se recomiendan el frío, reposo y modificar actividades evitando o disminuyendo aquellas que el paciente ya sabe que provocan malestar en su rodilla. Se recomiendan ejercicios de contracción excéntrica y estiramientos de los grupos musculares que rodean la rodilla.

En algunos casos, las infiltraciones con plasma rico en plaquetas pueden favorecer la cicatrización de la lesión y la mejora en la recuperación.

En otros casos, puede plantearse la resección quirúrgica de áreas patológicas con calcificaciones o exóstosis de polo inferior de rótula y realizar una serie de cortes longitudinales en la zona dañada del tendón.

Datos de contacto

Mapa de localización

Copyright © 2013 Clínica Garralda Del Villar. Todos los derechos reservados