Inicio Traumatología Fascitis plantar. Espolón calcaneo

Fascitis plantar. Espolón calcaneo

Fascitis plantar. Espolón calcaneo

El dolor en el talón, sobre todo en los primeros pasos tras un periodo de descanso, es una de las causas más frecuentes de consulta en Traumatología y Podología.

Casi siempre se trata de un proceso benigno y autolimitado y que se debe a una inflamación crónica en la fascia plantar (estructura de la planta del pie) y, en la mitad de los casos, asociada a la formación de una espícula ósea, calcificación, por tracción excesiva, llamada espolón calcáneo.

La fascitis plantar tiene relación con la obesidad, con permanecer mucho tiempo de pie, con la edad y con alteraciones biomecánicas en pie y tobillo. También se asocia a acortamientos relativos, poca flexibilidad, del sistema aquileocalcaneoplantar.

El tratamiento inicial, con el que mejoran el 90 % de pacientes, consiste en reposo relativo, ortesis o plantillas, mejor personalizadas o a medida, con elevación del talón y ejercicios de estiramiento. Según la intensidad del dolor pueden utilizarse infiltraciones con corticosteroides, con probada eficacia en aliviar el dolor.

En pocos casos, estos tratamientos no resultan eficaces y se puede plantear el tratamiento quirúrgico que consiste en desinsertar, al menos parcialmente, la fascia plantar de su inserción en el calcáneo y, si existe, extirpar el espolón.

Datos de contacto

Mapa de localización

Copyright © 2013 Clínica Garralda Del Villar. Todos los derechos reservados