Inicio Traumatología Artrosis subastragalina

Artrosis subastragalina

Artrosis subastragalina

La articulación subastragalina, entre astrágalo y calcáneo, está situada en la parte posterior del pie, debajo del tobillo. Como cualquier articulación con cartílago hialino puede sufrir un desgaste del mismo, con formación de picos óseos y una deformidad e inestabilidad progresivas que produzcan dolor al andar o al estar de pie y, por lo tanto, una limitación funcional para el paciente, en algunos casos mal tolerada.

El desgaste de esta articulación suele darse en pacientes con antecedentes de fractura del calcáneo o en secuelas de esguinces del retropié o en casos de pies plano valgos muy evolucionados.

El tratamiento, como en cualquier articulación con artrosis, dependerá del grado de afectación y de la intensidad del dolor. En los estadíos iniciales se recomiendan medidas de higiene postural y evitar o restringir actividades de impacto o sobrecarga para esta articulación tales como caminar por terrenos irregulares, correr o saltar, hacer deportes que impliquen este tipo de situaciones y mantener un buen control del peso. Se aconsejan actividades tales como nadar, paseos suaves y bicicleta.

Las infiltraciones locales con corticoides pueden producir alivios, casi siempre temporales, de los síntomas y en casos muy evolucionados la fijación o artrodesis de esta articulación consigue un buen alivio del dolor mejorando la función del paciente.

Datos de contacto

Mapa de localización

Copyright © 2013 Clínica Garralda Del Villar. Todos los derechos reservados